martes, 24 de junio de 2014

TELEBASURA

 
 
No sé si en la televisión está ya todo inventado, pero sí casi todo. En los últimos años la telebasura es un término muy recurrido para hablar de una televisión en la que predomina el sensacionalismo, el morbo y el escándalo. Todavía hay mucha gente que piensa en la televisión como instrumento para informar, educar y culturizar. ¿Perdona? O viven en otra década o en un país diferente. Hace mucho tiempo que, en gran parte, el objetivo principal de la televisión es el de entretener. Si yo quiero hacer un estudio sobre un tema en particular mi última fuente sería la televisión, antes recurriría a una consolidada hemeroteca de libros, prensa, enciclopedias, webs o incluso tertulias radiofónicas. Por eso, me fastidia mucho que cada vez que me preguntan donde trabajo y contesto, TELECINCO, la gente comienza a criticar sin piedad. Entre amigos o profesionales del sector, lo consiento. Es un apasionante debate. Pero con desconocidos y gente desinformada, que Dios me perdone, me parece una perdida de tiempo. Hace muy poco y de madrugada me vi involucrada en una discusión en pleno centro de mi ciudad. Un individuo totalmente desconocido me increpaba sobre la telebasura, como si yo fuera productora ejecutiva o sobrina de Paolo Vasile. Intenté dialogar pero a los cinco minutos perdí todo el interés y paciencia en debatir con alguien sin razonamiento, sin conocimiento y lo peor de todo, sin ningún respeto.
 
- SI ALGO TE MOLESTA, EVÍTALO. Si no te gusta un programa o un canal concreto, no lo consumas, la oferta televisiva es muy amplia. De nada, por el consejo. - Una manera un tanto soberbia pero dados sus modales, así me despedí -
 
SOFRES cada día y de la manera más rigurosa mide, minuto a minuto, la audiencia de nuestro país. Estoy segura que si los documentales o programas de La 2 ( muchos de ellos dignos de un Premio Iris ) tuvieran una buena acogida entre los espectadores, los productores ejecutivos de las grandes cadenas emplearían su esfuerzo y dinero en este tipo de formatos. Señores, esto no es así. Sí, a veces la realidad te golpea a mano abierta. Pero tenemos la televisión que nos merecemos. Ni más, ni menos, como dirían "Los chichos".   Esta semana dos grandes formatos como "Hay una cosa que te quiero decir" y "Hable con ellas" entrevistaban a Chabelita y Alberto Isla, respectivamente. Ambos, son personajes de la prensa del corazón, lo podéis clasificar como "telebasura", si os place. Pues bien, los dos programas consiguieron su récord de audiencia gracias a estas dos entrevistas. Así lo quisieron los espectadores y así lo decidió España. Los productores, como buenos empresarios, concentran sus conocimientos y experiencia en crear formatos solventes. Esto  no significa que a ellos les guste, me arriesgaría a decir que en muchos casos les provoca casi todo lo contrario, pero su trabajo no es el de complacer a una minoría que les encantaría culturizarse con la televisión. Personalmente, yo me preocuparía mucho más por criticar el "periodismo telebasura" programas que venden información de carácter riguroso y que al final son partidistas, parciales y camuflan realidades. Eso sí es mezquino.  Los programas de entretenimiento no tienen una responsabilidad civil, los programas de información quizá sí la tengan. Pero sobre todo, a la hora de consumir un programa u otro el grado de responsabilidad recae sobre uno mismo. Si no te gusta es tan fácil como cambiar de canal. La televisión es el espejo en el que se mira cada ciudadano. Y estaréis de acuerdo, que para bien o para mal, no todos somos iguales. Yo creo que para bien.

3 comentarios:

  1. Te has quedado agusto!!!!! Jajajaja...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más ancha que larga, hombre ! jajaja ;)

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar